Quiénes Somos

Siempre me gustó tener un cuaderno conmigo, cerquita… para poder escribir cualquier cosa que fuese necesaria, desde ideas para el guión de una película hasta listas de pendientes. Cada vez que alguien viajaba, mi respuesta al qué querés que te traiga resultaba muy simple: “un cuaderno y un lápiz”, decía yo (bueno… todavía lo sigo diciendo). Es así que terminé con una pila de cuadernos de diferentes formas, cada uno cumpliendo una función distinta. Un día, mientras compraba el que iba a ser para guardar mis notas de tejido, pensé en la posibilidad de hacer mis propios cuadernos.

Así me encontré con este oficio y empecé a hacer cuadernos para mi y también para otrxs.

Cada Primor está hecho a mano, con atención en los detalles y buscando construir una producción responsable y consciente. Me gusta pensar el papel como ese lugar contenedor de historias y los cuadernos como el vehículo donde cada unx escribe la suya